En Canaleta por Nueva Esparta

Por tercera vez consecutiva  Kayak Club Venezuela navega hasta Margarita desde tierra firme y por primera vez Ashley Padra, Dayana Pacheco y el perro kayakista Woody recorren completamente a Nueva Esparta de manera ecológica, autosuficiente y sin patrocinante; recorriendo un total de 306Km en 8 días.

Partimos con muchas expectativas, temores, dudas pero emocionados porque sabíamos que estábamos enfrente de la travesía más grande que nos habíamos planteados y convencidos que sería una aventura llena de magia.

No teníamos un patrón obligado a seguir por ello El lema de la travesía fue como diría Eudomar Santos “Como valla viniendo vamos viendo”.

Equipo
El equipo que utilizamos peso alrededor de 50Kg sin contar a Woody que le suma 11kg mas de carga. Llevamos: pala de repuesto, flotador de pala, bomba de achique, Carpa, colchón inflable, bomba de aire, hamaca, linternas, cava, cocina, ollas, cubiertos, platos, comida, frutos, artículos personales, ropa, equipo de primeros auxilios, herramientas, entre otros.

Ruta de Travesía
Decidimos zarpar desde Chacopata, pasar por Coche hasta ir a  La playa del Yaque para luego recorrer completamente la isla de Margarita, pasar por Los Frailes hasta llegar de nuevo a Chacopata punto de partida.

La rutina de navegación
En cada punto que desembarcábamos se acercaba mucha gente asombrada de nuestra aventura y aprovechábamos para charlar, escuchar consejos y conversar sobre el medio ambiente.

Todos los días el ritmo era igual levantarse temprano, desmontar el campamento, preparar el kayak y navegar hasta el mediodía, comer algo para agarrar energías para seguir paleando hasta que llegara la tarde para montar campamento, preparar el plato de comida fuerte, tomar algún calmante y descansar hasta el día siguiente.

Nuestra casa de Hoy
Cada día sabíamos dónde partiríamos pero no donde llegaríamos ni mucho menos en qué condiciones estaríamos, pero como siempre queríamos vivir de todo, así que no buscábamos nada en especial, solo que nos dieran un sitio seguro para instalarnos para pasar la noche y conocer un poco mas como es la vida cerca del mar.

Descansamos en varias rancherías de pescadores que con su sencillez y humildad nos abrieron sus puertas brindando su apoyo, indicándonos datos para la navegación y hacer encantadora cada parada; entre ellas la Ranchería de Güiro en Pampatar, la Ranchería del Catire en los Frailes y en la Ranchería de Robledal.

Así mismo recargamos pilas en playas que durante el día están repletas de gente pero en la noche están completamente vacías, llenas de tranquilidad, dispuesta a brindarnos toda la paz que necesitamos para descansar.

Las condiciones del mar
Sabíamos que la mejor fecha para navegar ya había pasado y por ello debimos esperar que caminara el famoso Huracán Irene y esperar que se calmara un poco la cosa para zarpar y encontrarnos el mar más tranquilo.

Comenzamos con muy buen tiempo pero a los días empezó un mar de leva o como le dicen en la isla “Mar de rebozo” bien marcado que en todo momento se sentía una corriente extraña y cuando nos tocaba desembarcar no siempre fue fácil, gracias a Dios que siempre contábamos con alguien que nos ayudara y estuviera pendiente de Woody.

Sabíamos que las corrientes en la isla serian distintas a las acostumbradas por lo que habíamos investigado y estudiado, pero vivirlo es otra cosa muy diferente que al verla en una carta náutica de hace muchos años.. En un día podías navegar en tantos tipos de corrientes como las formas de los faros de la isla.

Los Pescadores
Fue una maravilla estar rodeados de gente que tenga tantos conocimientos de la zona, encantada de compartir su experiencia, informarnos de la mejor ruta, puntos peligrosos, posibles paradas, gente que nos podían ayudar en la logística, asombrados de nuestra aventura y sobre todo de nuestro medio de transporte.

Es increíble como los pescadores tienen en su memoria cada detalle de la isla, es como si tuvieran un gps interno que sabe exactamente cada dato que se deba tener en cuenta a la hora de navegar.  Ellos se apoyaban en la arena para darnos detalles y nosotros le sacábamos la cartas náuticas para estar mas seguros de sus detalles.

La gente fue lo más hermoso de la travesía son muy trabajadora humilde y sencilla que por muchos meses pueden estar separados de su familia y se entrega a trabajar del mar para poder subsistir ; en algunos casos no están muy felices con su trabajo pero es lo único que saben hacer y lo que llevan haciendo toda su vida, así que no tiene otra alternativa.  Supongo que por esa razón es que algunos se refugien en algunos vicios para superar sus penas.

Cansancio dolores y algo más
Definitivamente la teoría de que al quinto día estas en automático nunca funcionó, al llegar la noche no sabíamos quien estaba mas cansado si el perro o nosotros, lo cierto es que los dolores eran generalizados por todo el cuerpo, espalda, hombro, cuello, brazos, piernas, heridas por el roce y morados por todas partes.  Por eso casi todos los días debimos medicarnos y darnos masajes para disminuir las tensiones.

La gente en Nueva Esparta
La gente es muy hospitalaria y sencilla, siempre nos recibían como si fuéramos de la familia, (supongo que esa es la ventaja de llegar por el mar) sin darnos cuenta ya estábamos sentados en la mesa comiendo un buen plato de pescado, en muchas ocasiones a pesar de que viven en plena ciudad turística viven aislados de los lujos de la ciudad a los cuales nosotros estamos acostumbrados, y sin duda alguna son experiencias que nos llenaron de una emoción increíble que difícilmente la consigas en la rutina caraqueña.

Los paisajes
Nueva Esparta te permite navegar en diferentes ambientes y colores llenos de magia. Nos encontramos rodeados de grandes edificios, complejos de hoteles lujosos o por el contrario sitios solitarios con riscos grandísimos, montañas verdecitas incluso en forma de volcán o teta, manglares, montañas áridas, arenas blancas, oscuras y marrones; definitivamente el paisaje fue armonioso, variado y rico en bellezas. 

Dayana Pacheco
@KayakVenezuela
[Not a valid template]

Entradas Relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario


  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Google+
  • Flickr
  • YouTube