El Nilo azul . 500 km en kayak

Esta noche parten hacia Addis Abeba, la capital de Etiopía, los cuatro integrantes de la expedición ‘Nilo Azul’, que tiene como objetivo ser el primer grupo español que descienda en kayak 500 kilómetros de uno de los afluentes más importantes del imponente Nilo.Entre ellos se encuentran Patxi Martínez de Maturana y Carlo Escribano, dos alaveses aficionados a la canoa, profesores de la Federación Española de Piragüismo y habituales en aventuras de estas características.

 
La primera vez que ambos viajaron juntos fue hace ya más de 15 años. Desde aquel reto que superaron en Los Alpes han completado muchas aventuras, por ejemplo, el viaje al Gran Cañón del Colorado hace algo más de dos años. «Aquella vez éramos dieciséis personas y en ésta nos hemos quedado sólo cuatro», comentan los protagonistas. Los dos alaveses completan el grupo con un compañero navarro y otro granadino. «En este deporte nos conocemos todos, y es normal que seamos de distintos lugares de España».
 
Una vez concretados los componentes, el cuarteto ha conseguido reunir un presupuesto de 10.000 euros, sobre todo mediante la participación de pequeñas empresas navarras. Esto cubrirá el gasto principal, que se encuentra en el traslado. Esta noche tomarán un avión hasta la capital de Etiopía, donde dará comienzo todo.
La primera parte estará plagada de aguas bravas con una alta dificultad. «Nos han dicho que hay algunos tramos en los que igual tenemos que bajarnos y bordearlas», advierten los expedicionarios alaveses.
 
Si el arranque cuenta con problemas técnicos, la segunda parte los tiene naturales. Al tratarse de una zona muy deshabitada, son muchos los animales salvajes que campan a sus anchas. Son seguras las presencias de cocodrilos e hipopótamos, «aunque nunca han atacado a ninguna expedición», afirman. Pero son un peligro que nunca se puede descartar. Encontrar buenas zonas de acampada será vital para ellos.
 
La última parte es la que más dudas suscita entre ambos. La situación que encuentren allí decidirá qué día cumplen su objetivo. A priori, el 5 de diciembre deberían llegar al Puente Bure, el último de la zona etíope del río y el lugar desde el que los aventureros vitorianos emprenderán la vuelta a casa.
 

Entradas Relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario


  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Google+
  • Flickr
  • YouTube