Aportando un granito con la limpieza en Higuerote

Nos reunimos para disfrutar de un día playa con una pequeña jornada de limpieza.

Conocimos a Ramón y empezó con la cuota en perdidas de un Kayakista, tomando una foto se resbalo y chupulun se ahogo el celular.

Imagen

Disfrutando del cálido ambiente, paisaje, aves, compañía … felices por tener poco sol, pocas lanchas y el ambiente perfecto …..entre conversa y conversa navegamos sin apuro hasta la entrada de buche.

Esperamos para agruparnos y decidir nuestra ruta, en ese momento observamos un pequeño cambio en las condiciones del mar, asustados por la situación, ya que estaban paleando Gerlig y Scarlet con Barbarita de tripulante; el clima se puso tenso, en un segundos nos descuidamos y tres kayak se voltearon; mas rápido que flash se perdieron en el horizonte, lejos de esas olitas traicioneras; mientras tanto los volcados se subían a sus botes y seguían la ruta.

Llegamos a una pequeña playita rodeada de mucha basura; cosa que no asombro a ninguno de los presente.

Imagen

Conversando lo sucedido almorzamos para luego dedicarle un ratico a la playita, conseguimos de todo: cholas, sillas, latas oxidadas, potes, pañales, anime, tapas, chapas pero principalmente botellas de licor es impresionante como estamos pendiente de llevar curda e inclusive cajas de cervezas para disfrutar en compañía de tan preciado liquido, pero después dejamos todas las huellas de lo que ingerimos, sin importar el daño causado al medio ambiente.

En pocos minutos se apreciaron los cambios y con tan poco esfuerzo de parte de nosotros.

Tomemos conciencia y valoremos nuestro ambiente, no importa de quien sea la basura llévala a un sitio adecuado, si todos pensamos de esa manera no tendríamos tantos problemas con nuestro ambiente.

Tristemente, teníamos capacidad para unas 6 bolsas de basura, sobre todo por el peso ya que en su mayoría eran botellas y no pudimos hacer más por ese pedacito de mar que de igual manera aprecio el cariño que le brindamos.

Scarlet a pesar de tener los piecitos hinchados y pasar ese susto, no le faltaron ganas para disfrutar de ese gran día de playa.

Llegamos a la Capitanía a dejar las bolsas de basura.

Nos conseguimos a unos chicos que estaban pescando con los pies y nos comentaron que duran horas caminando por los canales en búsqueda de ese molusco.

Imagen

Rodeados un grato paisaje, lindas casas con niños, perros, mono e higuanas llegamos a nuestro punto de partida.
Quedan muchas paleadas y nuevos sitios por navegar, nosotros seguiremos apoyando esta causa.

Te invitamos a unirte y en cada recorrido practica este tipo de actividad, No dejes huellas y borra los pasos de otros.

Fotos y texto: Dayana

[Not a valid template]

Entradas Relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario


  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Google+
  • Flickr
  • YouTube