Aire Libre y Tecnología

Querámoslo o no, si estamos leyendo este artículo quiere decir que la tecnología ya afecto nuestra relación con los deportes al aire libre, y el kayak no es la excepción.  Desde los  tecno adictos hasta los tecno fóbicos todos estamos permeados por la digitalización, los súper materiales y el velcro.

 

El kayak, hecho de hueso de ballena y piel de foca hace tres mil años, ya era una proeza tecnológica.  Pero en este artículo nos referiremos a desarrollos más recientes que afectan a los amantes de esta embarcación, y posiblemente también a otras muchas  actividad al aire libre.

Revisemos pues, una muestra de como la tecnología afecta nuestras actividades recreativas:

Acceso

El automóvil y las carreteras de alta velocidad, ponen más cerca los destinos. Podemos manejar 200 km, remar 20 y estar de vuelta para la cena.  Las supercarretera de la información también nos brinda acceso inmediato a grupos y compañeros de remada, y la posibilidad de coordinar salidas en muy poco tiempo.

Equipo

Los avances tecnológicos en  los materiales nos permiten llevar más, cargar menos y acceder a ambientes que antes hubieran sido impensables o suicidas. La vestimenta es la principal beneficiada, ampliando el rango de confort en condiciones climáticas severas, seguida por el alojamiento,  que nos ofrece pequeños bunkers de nylon.

Planificación

Ya nadie planea una expedición sin ayuda de Google Earth, información en Internet o consultando experiencias similares en los foros y blogs de kayak.  Los informes del tiempo, tablas sinópticas y tablas de mareas son fácilmente accesibles en pocos segundos.  Todo esto redunda en menor tiempo de planificación y planes más detallados.

Seguridad

Celular, GPS, Spot, radio, teléfono satelital… quien duda que estos elementos nos dan una gran sensación de tranquilidad, pero solo una relativa mayor seguridad.  La experiencia dice, que solo una menor parte de los accidentes fatales pueden evitarse con estos elementos.

Registro

Registrar y compartir nuestras aventuras son parte esencial de la experiencia al aire libre.  Lo que antes eran relatos a la luz de una fogata, ahora son diaporamas digitales en pantalla de plasma y galerías en facebook.

Y si tenemos que escoger a los ganadores para el kayak de mar,  mi voto claramente va al PTFE, el PLB, el KML y la wikipedia que nos ayude a descifrar esas siglas.

Pero no todo lo que brilla es oro.  La tecnología también tiene su lado oscuro.

La tecnología afecta la manera como se percibe, se disfruta, se promociona e incluso como se comercializa la experiencia del aire libre.  El tecno-outdoor está de moda. Desde el ubicuo 4×4 que nunca ha visto un camino de tierra, hasta la ropa fashion North Fake para ir al mall.  También están los posgrados en kayak de mar en YTU  ( You Tube University ) y el iPod para escuchar a Madonna mientras remamos …

Ya no nos sentimos parte de la naturaleza cuando disfrutamos de ella.  No escuchamos sus sonidos, no nos sentamos más en el suelo, no nos perdemos, ni pasamos un día incomunicados del mundo.  La suela Vibram nos aísla de la tierra, el Windstopper nos protege del viento y hasta llevamos Wet Wipes para tener las manos limpias.

La tecnología reemplaza la necesidad de desarrollar nuestras habilidades, de observar el entorno, de adaptarse, y nos acostumbra a la gratificación inmediata, disminuyendo notablemente el aprendizaje experiencial que es natural de las actividades al aire libre. Disfrutamos más de la foto, que del momento.

Son pocos hoy los excursionistas que son capaces de guiarse por el sol y las estrellas, hacer fuego con palitos o construir un refugio, muchos menos los que sobrevirían unos días sin ayuda de la tecnología. 

Inevitablemente, vivimos en un  mundo tecnológico, que nos da unas cosas y nos quita otras.  Pero en lo que se refiere al kayak de mar, podemos escoger y evitar que nos arrebate la experiencia primitiva de saber que estamos expuestos a los elementos, al mundo natural, al portentoso océano, protegidos por poco más que lo que sabemos …  que hay una verdadera aventura por delante, cuyo resultado es incierto y desconocido “La perfección de viajar, es hacerlo sin equipaje “  H.D. Thoreau

Retrógradamente,

Martin

Fuente: http://blogs.lasegunda.com/deportes/2009/06/10/aire-libre-y-tecnologia.asp

Entradas Relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario


  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Google+
  • Flickr
  • YouTube